Fascitis plantar, ¿qué es, por qué se produce y cómo mejorarla?

Llega el buen tiempo y con él, el cambio de calzado. En esta época es muy común que aumenten las consultas por fascitis plantar, pero ¿sabes realmente qué es, por qué se produce y cómo podemos solucionarla? Desde Hélycis queremos arrojar un poco de luz e intentar explicarte de manera sencilla en que consiste la fascitis plantar, así que vamos paso por paso.

¿Qué es la fascia plantar?

La fascia plantar es una banda gruesa de tejido situada en la planta del pie. Se extiende desde el talón hasta la base de los dedos. Debido a su tensión es la que crea el arco del pie y amortigua el impacto de la pisada.

Cuando ese tejido sufre se inflama, generando así lo que se denomina una fascitis plantar.

fascitis plantar

¿Qué puede producir una fascitis plantar?

La fascia plantar puede verse alterada por varios factores. Puede deberse a una mala sujeción del calzado, o por realizar actividad física en terreno muy duro. También por debilidad de musculatura de la pierna. Otro factor que tiene influencia es la “forma del pie”, como son el pie plano (poco arco plantar) o pie cavo (arco plantar más aumentado). Un aumento de peso es considerado también como un factor de riesgo.

fascitis plantar

 

¿Cómo puedo aliviarla?

A continuación, vamos a enseñaros unos pequeños trucos para poder aliviar las molestias generadas por la fascitis plantar. De todas maneras si padeces de algún problema no dudes en consultar con tu fisioterapeuta. Él podrá ayudarte y orientarte de cómo solucionar o aliviar esta patología.

  • Estiramientos:

    No hay un tiempo fijado de estiramientos ideal, pero como media aguantaremos unos 30/40 segundos la postura. Sin realizar rebotes y sin tener dolor, solo debemos notar tensión en la región que estamos estirando.

    • Gemelos y sóleo: juntos forman el tríceps sural que es la musculatura de la pantorrilla. Tiene mucha influencia a nivel plantar. Para realizarlo apoyaremos el pie en una pared y llevamos a flexión dorsal (dedos hacia nosotros). Una vez en esa postura con la rodilla estirada echamos nuestro cuerpo hacia delante. Para estirar sóleo lo haríamos igual pero con la rodilla flexionada.
    • Planta del pie y fascia:
      • Hacemos flexión extensión de pie para dar movilidad y elasticidad a la fascina plantar.
      • Sentados nos ayudamos de una toalla para llevar el pie a flexión dorsal, consiguiendo estirar así la fascina plantar y la cadena posterior de la pierna.
  • Automasaje:
    • Con botella de agua congelada. Envolvemos la botella en un paño y rodamos el pie por encima, consiguiendo relajar la fascina plantar con la botella y reducir la inflamación por el efecto del hielo.
    • Con pelota de tenis: haremos rodar la pelota desde el talón hasta los dedos, muy útil para flexibilizar la fascina plantar.
  • Tonificación:
    • Para tonificación de la musculatura intrínseca del pie. Con una toalla bajo nuestro pie vamos arrugándola con los dedos.

Aquí os dejamos un breve vídeo con los ejercicios que os explicamos anteriormente.

 

Esperamos que lo disfrutes y te sirva de ayuda. Te recordamos que en los casos muy agudos o que lleven mucho tiempo de evolución se debe acudir a un especialista. Él podrá valorar y descartar que existan otras lesiones que estén impidiendo que esa patología mejore. Como siempre te decimos, te esperamos en Hélycis dispuestas a ayudarte. Porque aquí, tu salud es nuestra prioridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recommended Posts

Deja un comentario