Síndrome del piramidal o falsa ciática

 

Casi todo el mundo habrá escuchado hablar de las famosas y dolorosas ciáticas, pero ¿todas tienen el mismo origen? En esta nueva entrada en el blog queremos intentar ayudarte a diferenciar lo que es una ciática de un síndrome del piramidal o falsa ciática, porque se produce y cómo  solucionarla. Pero antes de nada tienes que tener claro que son el nervio ciático y el músculo piramidal.

¿Qué es el piramidal?

Es un músculo que forma parte de los llamados pelvitrocantéreos. Su función principal es ser rotador de  cadera y además ayuda a la estabilización de la pelvis. Tiene forma triangular, cuya base nace en el sacro y su vértice inserta en el fémur.

¿Qué es el nervio ciático?

Es uno de los nervios más largos y voluminosos del cuerpo. Se forma por la unión de las dos últimas raíces lumbares (L4 y L5) y las dos primeras sacras (S1 y S2). Desciende por la región glútea, la cara posterior del muslo y la parte lateral de la pierna hasta llegar al pie. Es un nervio mixto, eso significa que “conduce” señales motoras (para el funcionamiento muscular) y sensitivas.

¿Qué es entonces el síndrome del piramidal o falsa ciática?

Es una compresión del nervio ciático (que explicamos antes), por parte del músculo piramidal.

El síndrome del piramidal o falsa ciática cursa con adormecimiento de la pierna. En la mayoría de los casos ese adormecimiento se extiende por la parte posterior de glúteo y muslo sin pasar de la región poplítea hacia abajo. Es uno de los principales signos para diferenciarlo de una ciática, donde la compresión del nervio viene de una zona más alta (región lumbar en la mayoría de los casos).

¿Cómo solucionarlo con fisioterapia?

El tratamiento que haremos para el síndrome del piramidal o falsa ciática estará destinado a relajar la tensión del músculo piramidal para liberar el paso del ciático en ese punto.

  1. Termoterapia profunda. Una de las técnicas más utilizadas por nosotras es la microondas, mediante el calor conseguimos relajar ese músculo y prepararlo para el tratamiento manual que haremos luego.
  2. Terapia manual. Masaje y streching de la musculatura rotadora de cadera para disminuir el tono de los pelvitrocantéreos y liberar el paso del nervio ciático.
  3. Punción seca. En caso de contracturas muy localizadas. Es una manera muy rápida y eficaz de conseguir relajar ese músculo. Si quieres saber más de esta técnica puedes consultar nuestra entrada en el blog. En ella te explicamos en que consiste (link)4.  Indica activ therapy. Podemos utilizarla combinándola con la punción seca y así conseguir que no quede la zona tan dolorida.5. Estiramientos. Para conseguir relajar la tensión del piramidal. Debemos enseñarlos a nuestros pacientes también para poder luego realizar en casa y después de la práctica deportiva. Se puede hacer de dos maneras, tumbado o de pie. Tumbado, se coloca el pie de la pierna a estirar encima de la rodilla contraria. Se llevan las piernas hacia el pecho (pudiendo ayudarse de las manos). De pie, con la misma posición se baja el cuerpo como si fuese a sentarse.

Esperamos que esta entrada te haya ayudado a entender mejor esta patología. Para cualquier duda te esperamos en Hélycis dispuestas como siempre a ayudarte en lo que esté en nuestras manos. También puedes contactar con nosotras a través del 654639769. Recuerda que para nosotras, tu salud es nuestra prioridad.

 

 

 

 

 

 

Recommended Posts

Deja un comentario