Tenosinovitis de De Quervain

En este nuevo post te vamos a hablar de una lesión cada vez más frecuente en la población. Es la llamada tendinitis o tenosinovitis de De Quervain. Muy frecuente su aparición por el uso de los teléfonos móviles, el trabajo con ordenadores y tareas repetitivas con la mano.

Los tendones van dentro de un “túnel” que se llama vaina. Esa vaina tiene un líquido en su interior que hace que puedan moverse y deslizarse y que sirve de protección de la fricción del tendón contra el hueso.

La tenosinovitis de De Quervain se define como una inflamación de esa vaina que recubre los tendones. En este caso los tendones que se afectan son el del abductor largo y extensor corto del pulgar. El dolor se suele presentar en la base del pulgar y la zona más distal del antebrazo.

 

T

 

Causas:

La tenosinovitis de De Quervain suele generarse por una sobrecarga de esa musculatura. Frecuentemente tiene su origen  por  movimientos repetitivos al mover la muñeca, al girarla y al apretar con la mano y el pulgar. También tiene mucha relación con microtraumatismos repetidos, con trabajos en los que se realizan movimientos monótonos y con practicar deportes como tenis, pádel o golf.

Síntomas:

-Dolor localizado en la base del pulgar y antebrazo (cerca de la muñeca).

-Inflamación en la zona del pulgar y muñeca del mismo lado.

-Dificultad para mover el dedo pulgar y para apretar con él.

-Sensación de calambres en la zona.

-Restricción moderada de la movilidad del dedo.

Factores de riesgo:

La tenosinovitis de De Quervain es más habitual en mujeres que hombres. La edad promedio es de los 30 a los 50. Se presenta con mucha frecuencia en mujeres embarazadas y madre primerizas, debido a los diferentes cambios hormonales presentes durante esa etapa.

Tratamiento:

  • Fisioterapia.

Por medio de la fisioterapia es posible reducir casi por completo el dolor y la inflamación en la tenosinovitis de De Quervain. El objetivo principal sería bajar la inflamación local presente en esos tendones y relajar la musculatura correspondiente. A través de la terapia manual, indiba y electrotermoterapia  es posible recuperarse por completo en una gran parte de los casos.

  • Tratamiento farmacológico y quirúrgico.

En los casos más complicados y en los que fracasa o no terminan de resolverse se puede recurrir a otras opciones tales como infiltraciones o cirugías.

Esperamos que te haya servido de ayuda esta nueva entrada en el blog. No dudes en contactar con nosotrxs para cualquier duda. Ya sabes que en Hélycis, tu salud, es nuestra prioridad.

 

También te puede interesar

Deja un comentario